jueves, 17 de octubre de 2019

Juego: El espía de clientes

¿Se han puesto a pensar por qué compra un cliente? Es decir: ¿Cuál es el principal motivador que tiene una persona para comprar un producto o contratar un servicio?

Por supuesto, la primera respuesta que se viene a la mente es:

- ¡Para satisfacer una necesidad!

Y claro, ¿Quién puede contradecir esto?

Las personas compran porque tienen una necesidad que quieren satisfacer y piensan que lo logran con aquello que compran. Tiene sentido ¿Verdad?

Por ejemplo: llega la hora del almuerzo y muchas personas sienten hambre. Sigamos a algún humano cualquiera, que, llegado el medio día tiene hambre. Para satisfacer esta necesidad... ¿qué hace? Pues va al restaurante y compra comida.  Básico ¿No?


Pero no es tan sencillo. Si lo fuera, cualquier alimento que quite el hambre de nuestro personaje serviría igualmente. Pero no. Hay muchos que no le sirven. Por ejemplo, si nuestro hambriento amigo no tiene suficiente dinero, hay restaurantes donde no podrá almorzar.

Esto quiere decir, que el almuerzo, para que sea comprado por Mr. Hambriento, debe cumplir al menos requisitos. No solo uno. O lo que es lo mismo, Mr. Hambriento tiene dos necesidades simultaneas que intervienen en su compra:

- Calmar su hambre
- Lograr que su sueldo alcance hasta fin de mes

De hecho, la cosa puede ser aún más compleja. Mr Hambriento Ahorrador puede tener