miércoles, 12 de septiembre de 2018

"Jugando se aprende mejor" - Mi mamá.

Aunque estamos usando juegos para educación porque es OBVIO que funcionan mejor que muchísimas otras herramientas, siempre hay que echar una mirada a las investigaciones formales para ver qué nos dicen al respecto.

¿Hay alguna investigación que demuestre que los juegos mejoran el aprendizaje?

Si. Hay muchas. Y, en la gran mayoría, el resultado es claramente positivo sobre la relación entre el uso de juegos y el incremento en los niveles de aprendizaje. Por ejemplo, el resultado del estudio (Prepárense para dormirse leyendo el título...) "Relaciones entre atributos de juegos y resultados de aprendizaje" realizado por un equipo de investigadores de UCF en Estados Unidos fue: "... la investigación en esta área indica que los juegos influencian positivamente a los aprendices en términos de resultados cognitivos, afectivos y de desarrollo de capacidades".

Osea que si. Que los juegos si hacen que las personas aprendan mejor.

En mi opinión, la investigación sobre juegos y aprendizaje tiene hoy en día dos rutas importantes:

1. La relacionada con el cerebro, donde se revisan los procesos cerebrales del aprendizaje y la forma como se afectan los resultados cuando se usan juegos. Es decir, esas en las que tratan de tomarle fotos al cerebro mientras aprende o mientras juega.

2. La relacionada con el discernimiento del efecto individual (o combinado) que tiene uno u otro elemento de juego específico. Es decir, no es suficiente decir: usamos un juego y aprendieron más. Ahora queremos entender si un juego que usa "colaboración" funciona mejor que uno que tiene "competencia" (y en qué medida). O si 20 gramos de suerte, combinado con 12 mililitros de rol son la combinación ideal para aprender historia si uno tiene 14 años.

En la ruta 1 hay un estudio que me parece bonito.

Los ingleses metieron a unos pobres voluntarios en una de esas máquinas de resonancia magnética que parecen de Matrix (fMRI) para ver si jugando aprendían mejor.

Tres grupos. Todos leían sobre algún tema y luego:
- Grupo 1: Contestaban una pregunta
- Grupo 2: Les informaban cuántos puntos estaban en juego, les planteaban una pregunta y les ofrecían cuatro posibles respuestas (era necesario haber entendido el tema, porque las respuestas parecían todas correctas)
- Grupo 3: Era como el grupo 2 pero competían con otro jugador a ver cuál acertaba más.

Adivinen...

Si, claro. Aprendieron mejor los que estaban jugando.

New gamified teacher
El director presenta al nuevo profesor - La jueguificación llegó...

Pero lo interesante fueron los descubrimientos que
hicieron en el cerebro. Resulta que el juego, al parecer, ayuda a inhibir el DMN (Default Mode Network), que es como el sistema de pensamiento automático. Este sistema de pensamiento es el que pone la mente a divagar. Es el sistema en el que se la pasan 19 de los 20 adolescentes en una clase. Es el que usa el esposo cuando su esposa le habla de las historias que le contó su amiga. Es el que uno tiene activo cuando está "echando globos".

La verdad es que es muy difícil mantenerse concentrado en la lectura sobre un fenómeno natural o sobre el sistema de reproducción de ciertos invertebrados, cuando uno está acostado dentro de una máquina como esas. Pero al parecer, el juego logró el milagro.

El tema es que el estudio mostró relación entre un mejor aprendizaje y la desactivación del modo automático.Y los juegos fueron la herramienta para lograrlo.

Los juegos logran enfocarnos en la tarea que tenemos en manos. Logran ponernos en el ya y el ahora y, por lo tanto, mejoran el proceso de aprendizaje.

Si se quieren leer el paper completo, aquí están los datos: Gamification of Learning Deactivates the Default Mode Network Paul A. Howard-Jones1, Tim Jay2, Alice Mason3 and Harvey Jones, Graduate School of Education, University of Bristol, Bristol, UK; 2Sheffield Institute of Education, Sheffield Hallam University, Sheffield, UK; 3School of Experimental Psychology, University of Bristol, Bristol, UK

Este estudio es un buen ejemplo de las investigaciones que han venido demostrando el efecto positivo de los juegos en el aprendizaje en niños y adultos.

Para que no digan que solo le hago caso a lo que dice mi Mamá.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario