viernes, 27 de julio de 2018

Restricciones y creatividad. Tres trucos para innovar. Parte 3


(Esta es la segunda parte de la entrega Tres trucos para innovar. Lea la segunda entrega Aquí y la primera Aquí)

3. Restricciones y creatividad

Cuando tienes que tirar un montón de pines con una bola lanzada desde 10 o 15 metros de distancia, ahí hay emoción. Vale la pena celebrar si lo logras. Pero si debes tirar un solo pin y estás a 15 centímetros de distancia, pues un éxito en tal situación no debe enorgullecer tanto.

Un juego es un conjunto de restricciones.

Y resulta que las restricciones son justamente lo que activa la creatividad.

Por eso, los juegos son un camino maravilloso para incrementar el nivel creativo.

Si le decimos a un grupo de personas que nos digan una idea para un nuevo negocio, quizá tengan que esforzarse mucho por generar una idea nueva. Es probable que lo que sugieran no sea más que una idea que ya traían en su cabeza desde antes.

Pero si les digo que propongan una idea de negocio que empiece por la misma letra de su nombre, entonces en sus caras se dibujará una sonrisa y sus cerebros empezarán a funcionar de manera creativa. El resultado quizá sea mucho más interesante que el que obtuvimos en el primer ejercicio.

Un buen diseñador de juegos es un experto en generar limitaciones, restricciones, en crear reglas absurdas. ¿Qué sería del Pictionary si además de dibujar, pudiéramos hablar?




Haga un experimento de restricciones en su próximo ejercicio creativo. Ya sea creando un nuevo producto, ideando formas de acelerar los procesos, inventando una nueva campaña de mercadeo. Prohíba cosas indispensables, limite el tiempo o los recursos, pida logros exóticos, obligue al uso de elementos inesperados...  Y me cuenta.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario