jueves, 3 de mayo de 2018

Curso de futurología para gerentes


Empecemos con una pequeña encuesta sobre estrategia:

¿Está usted de acuerdo o en desacuerdo con las siguientes afirmaciones?

1. Que el que mejor se adapta al cambio es el que sobrevive y prospera

En absoluto desacuerdo ------------------------------------------ No hay nada más cierto


2. Que el que puede prever lo que vendrá tiene ventaja sobre el que lo ignora

Falso "de toda falsedad".----------------------------------------- De acuerdo. Muy de acuerdo.


3. Que el que tiene conocimiento toma mejores decisiones

No me parece ----------------------------------------------- Pero ¡Claro!


En algún momento todos hemos deseado tener poderes adivinatorios para prever los vaivenes del entorno. De alguna manera envidiamos a los visionarios que hicieron "apuestas" acertadas y ahora disfrutan de una posición privilegiada. La capacidad previsora parece jugar un papel importantísimo en la longevidad de las organizaciones.

¿Es posible desarrollar esas capacidades? ¿Es posible que una organización se vuelva "vidente" y pueda escoger los caminos que le van a llevar a situaciones convenientes en el futuro?


Aunque la adivinación del futuro sigue siendo terreno desconocido para la gente de negocios, lo cierto es que el futuro suele hacer mucho ruido antes de llegar. Al parecer no se requieren capacidades para-normales para adelantarse a los cambios económicos o sociales. Con excepción de grandes catástrofes o debacles con causas excesivamente complejas, una buena cantidad de cambios se pueden prever con una buena probabilidad.

Es hora de convertirnos en "Futuristas" para lograr que nuestras organizaciones tengan ventajas en el futuro.

Lo que sigue es una explicación de un ejercicio muy sencillo para identificar las famosas