domingo, 3 de julio de 2016

¿Cómo ayudan los juegos en los procesos de ideación?

En un artículo publicado en la revista Creativity and Innovation Management (https://www.facebook.com/CIMJournal/) se mostraron los resultados de un estudio realizado para validar si el uso de juegos en sesiones de ideación funcionan o no.



El resultado del estudio mostró que las metodologías basadas en juego, ayudan en gran medida a mejorar el resultado de estos procesos de ideación. El juego ayuda tanto a que el conocimiento que tienen las personas se comparta y sirva para construir soluciones al problema planteado, como a que las ideas generadas sean más creativas, más originales.

Una de las cosas maravillosas que logran los juegos es que los participantes compartan efectiva y rápidamente su conocimiento. Las barreras de ego, de nivel jerárquico, de pre-concepciones, que suelen dificultar la transmisión, aceptación, comprensión y uso del conocimiento de otros, se minimizan o desaparecen. Igualmente los juegos ayudan a que
cierto conocimiento, que inicialmente parecía de poca importancia (y por tanto no solía aparecer en los informes o en los análisis "serios") tome relevancia y sea origen para la identificación de nuevos caminos de acción.

En algunos de los juegos que realizamos en Centro de Innovación con nuestros clientes, tomamos ventaja de esta característica para lograr que participantes externos (por ejemplo proveedores invitados) entren a participar con sus conocimientos casi de inmediato, sin necesidad de pasar por las tradicionales y aburridas presentaciones de portafolio, que, honestamente, suelen servir más que nada para que todos los demás asistentes aprovechen ese tiempo para actualizar su estado en el Facebook.

El otro beneficio que proveen los juegos es que los participantes se sienten más motivados a proveer ideas que se salen de lo convencional, enriqueciendo así el resultado final. Más juego, más creatividad.


El estudio:

Para el que desee saber más sobre el estudio que mencioné al principio, aquí les resumo el cuento:

Lo primero que hicieron los investigadores fue definir lo que se quería medir.

La literatura les dejó claro que para que una sesión de ideación funcionara bien debía dividirse en dos actividades, la ideación y la posterior evaluación y priorización, muy al estilo Alex Osborn. Entonces se concentraron en validar el desempeño de la primera parte, la ideación.

La literatura también les permitió identificar que uno de los grandes retos de las sesiones de ideación es lograr que se tenga buen desempeño en dos componentes fundamentales:

1. La forma como se maneja el conocimiento que existe en el grupo para que, de su combinación, salgan ideas de mejor calidad.

2. Que el ambiente sea lo suficientemente motivador de ideas novedosas, es decir, que promueva el pensamiento realmente creativo.

En la dinámica de su sesión, entregaron roles de los actores involucrados en el problema (un tema de desnutrición en Indonesia) y los organizaron en equipos de ideación.

En trabajo posterior con los participantes, revisaron su percepción e identificaron elementos que emergieron en la sesión, clasificándolos según su relación con los aspectos de desempeño que querían revisar.

El resultado mostró varias realciones muy fuertes entre ciertos aspectos positivos (el incremento en el flujo de conocimiento y la originalidad y pertinencia de las ideas) y la dinámica de juego.

El estudio se publicó como Gamification of Creativity: Exploring the Usefulness of Serious Games for Ideation y fue adelantado en el 2013 por  Marine Agogué, Kevin Levillain  y Sophie Hooge

No hay comentarios.:

Publicar un comentario