miércoles, 3 de junio de 2015

Detectores de experiencias e innovadores

"Hay que cazar las experiencias, no las estadísticas".
Según Douglas Atkin, autor de El culto a las marcas, esta es una frase que le escuchó a un ejecutivo de JetBlue en una sesión de entrenamiento a los nuevos "tripulantes" (ellos llaman tripulantes a todos los colaboradores, desde la persona encargada de la limpieza hasta el piloto).
Si eres un innovador y en tu primer dia de trabajo un ejecutivo dice esta frase, sabes que estás en el lugar indicado.
Otras compañías se preocuparán por las estadísticas. Y mucho. Querrán bajar a la fuerza, presionando la excelencia en la ejecución, algún indicador que está alto. Buscarán culpables. Señalarán errores.
Pero una compañia que ordena a sus tripulantes que tengan el ojo atento a las experiencias, seguramente identificará muchas oportunidades de innovación que otras no.  Estas "otras" tratarán de diferenciarse con lo que suele salir de las típicas reuniones de "estrategia": más de lo mismo. Una contradicción desde el principio mismo del ejercicio.
Si además de ser una gran observadora de experiencias, la compañía tiene
habilidades para "comprender" lo que hay detrás de esas experiencias, es decir, las motivaciones, los sentimientos, los deseos, estará a un paso de cambiar su mercado.
Ahora tiene que tomar esa comprensión (lo que solemos llamar "insights") y usar creatividad auténtica para generar nuevas experiencias que la aprovechen. Ideas realmente creativas que aprovechen, de manera limpia y directa esas comprensiones.
Lo que queda es ir rápidamente a probar esas ideas. Lo que solemos llamar: un nuevo "Show", una demostración, un prototipo. Probando las ideas, toman vida, se mejoran, se venden.
Este proceso, que puede sonar conocido para quienes han tomado alguna de las formaciones WakeUpBrain, es lo que yo llamo MACROS
M: Defina el Marco. Lo que quiere y sueña.
A: Amplie su conocimiento. Observe y encuentre experiencias
C: Comprenda. Identifique el "Insight". Escríbalo claramente.
R: Reinvente su negocio. Genere ideas realmente creativas. Esas que a nadie más se le ocurren. Para hacerlo, hay que inventar "Preguntas emocionantes" que inviten a aprovechar el descubrimiento del paso anterior de una manera innovadora.
O: Optimice las ideas. Priorícelas, combínelas, simplifíquelas, etc.
S: Haga un show. Muéstrelas. Prototípelas.
Lo interesante de este "proceso" es que de cualquier punto se puede retornar a uno anterior. (Bueno... interesante para el innovador... estresante para el PMO*)
*En muchas organizaciones se llama PMO al encargado de la oficina de gestión de proyectos, por Project Management Office.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario