jueves, 7 de mayo de 2015

El Huracán de Ideas

Los ejercicios de innovación social y colectiva están a la orden del día. Ayer (Hoy es 7 de Mayo del 2015) estuve participando en una actividad de innovación social abierta colectiva en Manizales (Colombia) llamada Ideas por una mejor región. Interesante evento.

La intención era recoger más de 8000 ideas que solucionaran cuatro preguntas sobre temas claves para la región (Preguntas emocionantes, como yo las llamo)


Aunque el día tuvo varios momentos interesantes, yo quiero hablar del Huracán de ideas, porque me parece un experimento que enseña varias cosas.

El Huracán de ideas se diseñó como una especie de maratón de ideación en un lugar público: la plazoleta de entrada en la Universidad de Caldas (Una de las universidades públicas de la ciudad y una de las más grandes de la región)

En la plaza se instaló una gran carpa dentro de la cual se pusieron sillas y (a última hora) mesas. 

Algo no salió como se esperaba. Se supone que las personas (estudiantes en un 99%) estarían entrando y saliendo durante las dos horas del evento (Inició a las 2pm) No fue así. La gran mayoría de los participantes (unos 80 de los 100 que participaron) estuvieron desde el principio hasta el final. Esto convirtió la ideación en un
experimento. ¿Por qué? Porque nuestra experiencia dice que no es posible tener a un grupo de personas ideando sin parar durante dos horas. O al menos no es óptimo. O saludable. 

El plan preveía actividades de ideación en cadena. Una tras otra. Y aunque si bien es cierto que todas eran diferentes, también es cierto que todas pertenecían a la misma "categoría" de actividades de ideación: retos cortos con alta presión en el tiempo, usando variaciones de las preguntas y escribiendo sin parar. 

¿Qué pasó? ¿Cómo salió todo?

Increíblemente bien. Los fieles asistentes generaron ideas sin que sus cerebros explotaran durante dos horas. Personas sin ningún tipo de preparación o formación en técnicas de creatividad generaron un promedio de 55 ideas cada una durante las dos horas del Huracán. Algo más de 6000 ideas en total. 

Las metodologías aseguraban que las ideas eran diferentes (Los que están familiarizados con la metodología WakeUpBrain saben que esto se puede hacer cambiando tanto la pregunta, como el elemento de inspiración) con lo que podemos afirmar que fue resultado muy positivo. 

Quizá yo podría haber dedicado esta entrada a analizar la importancia de este tipo de actividades en la creación de cultura de innovación en una región o lo clave del involucramiento de actores claves para que el tema funcione. Pero de eso ya se ha dicho bastante. Lo que me ha tenido pensando desde ayer es la capacidad creativa de las personas. Esa capacidad que no saben que tienen y que puede ser explorada y "explotada" si se usan los estímulos correctos.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario