jueves, 16 de octubre de 2014

Las Gafas P

Me imagino unas gafas que puedan ver los patrones en una actividad humana. Los patrones son todas las cosas que se asumen, que se dan como obvias u obligatorias. Por ejemplo, digamos que usted llega a una temprano a su oficina para asistir a una reunión. Usted entra a la sala de reuniones y se sienta en una de las sillas. Disimuladamente se pone las "gafas para ver patrones", que llamaremos a partir de ahora las Gafas P. Inmediátamente usted ve la sala llena de cosas petrificadas. Esas cosas son marcos de comportamiento que se han instalado allí y que la gente, sin verlas, las siente y las sigue. Usted ve un patrón en la forma como la gente se saluda y en la ropa que llevan. En la rapidez con la que alguien conecta un equipo a una gran pantalla y activa una presentación. En la forma como alguien entra en la sala y ofrece café. A usted estas gafas le producen angustia. Siente que las personas están actuando como marionetas inconscientes. Le extraña que no se pregunten todo el tiempo por la razón que los lleva a hacer lo que hacen. Y le extraña aún más que no sientan curiosidad por actuar de maneras diferentes a las sugeridas por los patrones. Con las gafas puestas, usted se pregunta ¿Por qué no hacemos esto o lo otro, de forma diferente? ¿Qué pasaría si, solo por cambiar, no nos sentáramos en sillas ejecutivas sino en cojines junto a la pared? o ¿Por qué no estar de pie durante la reunión? Quizá una de las respuestas es: porque no podríamos ver bien la pantalla... ¡Ah! ¡La pantalla! Ahora que se menciona la pantalla, usted de pregunta: ¿Y si no hubiera pantalla? ¿Es acaso la única forma de presentar la información? Usted sale al pasillo y se encuentra con que los patrones no son solo un fenómeno de la sala de reuniones. Resulta que están por toda la oficina. Incluso en la calle. Al asomarse por la típica ventana, usted ve abajo (Digamos que su oficina está en un edificio) montones de patrones. Muchísimos. Sin embargo, allí descubre algo nuevo. Se da cuenta de que muchos de los patrones tienen razones de ser basadas en la convivencia. Eso le agrada. Ve que los patrones son como acuerdos tácitos entre las personas que les permiten vivir en sociedad. Las personas van por las aceras y los automóviles van por la calle. Eso está bien. Usted empieza a concluir que hay diferentes tipos de patrones, aquellos que se asumen porque alguien lo hizo así una vez y en adelante es más fácil seguir haciéndolo igual que pensar una forma diferente y aquellos que se siguen porque permiten la convivencia o coordinan mejor los esfuerzos de todos. Me propongo usar las Gafas P varias veces al día y tratar de preguntarme si los patrones que estoy viendo tienen alguna justificación o si, por el contrario, son hijos de la costumbre y pueden ser cambiados. Sospecho que esta estrategia es una muy buena ruta para innovar...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario