lunes, 23 de septiembre de 2013

Despilfarre el talento creativo de sus amigos

Las personas son muy generosas con las ideas. Viven regalando sus ideas a diestra y siniestra. Si quiere una prueba haga el siguiente experimento: diga, en mitad de una reunión: "Esta mesa está coja". De forma inmediata, el que está al lado dirá: fácil, doble un papel en 8 partes y póngalo en la pata más corta. Otro dirá: use una tapa de refresco. Otro dirá: pásese a esta mesa. Otro: es el piso que está disparejo, mueva la mesa para atrás. En una fracción de segundo se habrá consolidado una verdadera lluvia de ideas. Este es un efecto del que se puede tomar ventaja: la indiscriminada generosidad creativo-intrusiva de la gente. A continuación una lista de frases que puede decir en voz alta en la oficina o en el restaurante para comprobar que la gente no se aguanta las ganas de regalar ideas:

- Tengo que preparar una comida para 188 invitados y no se qué hacer
- No se que decirle a mi pareja para perdérmele el viernes
- Mi hijo tiene que llevar una cartelera sobre un aspecto importante de la sociedad
- No se me ocurre un nombre para el restaurante que voy a abrir
- Tengo que contestar en un test, las tres cosas que llevaría a una isla desierta. ¿Alguna sugerencia?
- Tengo un amigo con  mal aliento pero no se cómo decirle
- Qué le digo a mi suegra que me pregunta por el hermanito para mi hijo
- ¿Qué será ese ruido que oigo en el armario por las noches?
- ¡Se me está cayendo el pelo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario