martes, 17 de septiembre de 2013

Deseos son preguntas

En algunas de las sesiones de ideación en las que participo, luego de un rato de trabajo, las personas me dicen -¡Ya tengo varias ideas para resolver esto, mira! Suele ocurrir que varias de las ideas incluídas no son realmente ideas, son deseos. E Ideas y Deseos con cosas distintas.

Miremos un ejemplo.

Digamos que alguien quiere resolver el siguiente problema:
¿Cómo puedo hacer que más personas vengan a mi evento?

Algunas de las ideas que podrían haber surgido son:
- Ofrecer un regalo
- Hacer publicidad en universidades
- Diseñar un plan tipo "Trae a tu amigo"
- Diseñar un plan de puntos para fidelizar
- Que el evento sea más divertido
- Publicar las fotos de los asistentes para que sus amigos se enteren de que existe este evento
- Poner un payaso con un megáfono en la entrada

Varias de estas ideas son realmente ideas, como el plan "Trae a tu amigo", las fotos o el payaso.
Pero la idea "Que el evento sea más divertido" no es una idea. Es un deseo.
Los deseos expresan algo que quisiéramos que pasara y que probablemente solucionaría nuestro problema principal. Aunque los deseos son un gran avance, aún estamos a mitad de camino para encontrar una solución innovadora a nuestro problema. Vamos bien, pero falta algo.

Lo que hay que hacer con los deseos es convertirlos en una nueva pregunta.

Así, "Que el evento sea más divertido" se convierte en:
¿Cómo podríamos hacer que el evento sea más divertido?

Y aplicando los principios WakeUpBrain, deberíamos decir:
¿Cómo podríamos hacer que este evento sea el más divertido del año? o ¿Cómo podríamos hacer que todas las cosas que pasan en el evento sean divertidas? o ¿Cómo haríamos para que las personas se diviertan como nunca? o ¿Cómo podríamos hacer que unas personas diviertan a las otras? o ¿Cómo podriamos divertirnos todos en el evento?

Y ahora, ya dan ganas de dar unas cuantas ideas más...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario