jueves, 8 de agosto de 2013

Fórmula para ser un innovador olímpico en 5 pasos


La innovación es una piscina. Muchos de los bañistas, la mayoría, caminamos todos los días junto a la piscina, buscando innovaciones pero no nos metemos nunca al agua. Esta es una piscina especial. Es muy fácil nadar en ella porque tiene un agua especial que ayuda a flotar. Pero nuestras madres nos han dicho que es peligrosa, así que aunque no lo admitimos en público, tenemos miedo de entrar en ella. En cambio explicamos que hemos encontrado innovaciones en el borde. Tratamos de convencernos a nosotros mismos que eso que encontramos es una innovación. Explicamos de varias formas que ese algo, es radicalmente nuevo. Pero no hay tal, son solo calmadores de la culpa. No son verdaderas innovaciones. Esas están en el agua. ¿No sería increíble un programa de entrenamiento que nos quitara el miedo al agua a nosotros, los bañistas de la innovación?

Fórmula:

Solo tienen que engañarnos un poco, animarnos un poco, inventar un juego, como a los niños, para que entremos por primera vez al agua. Enseñarnos por dónde es más fácil entrar, hacernos adictos a la emoción de nadar. Innovar, innovar, innovar. En cosas pequeñas y cercanas al principio. En cosas más atrevidas luego. Que durante la noche enviemos algunos correos que agiten el agua. Que pulsemos botones atrevidos. Que hagamos cambios radicales en dos días.
No hay necesidad de destinar tanto tiempo a aprender técnicas de creatividad. Hay que aprender que al cerebro hay que engañarlo para que genere ideas, que hay que estar atento a las ideas que aparecen por ahí, en la calle y anotarlas detalladamente, que hay que juntarse con buenos nadadores que traigan innovaciones de todos los extremos de la piscina.
A lo que SI hay que dar prioridad es a imaginar un camino OEF (Obvio, Emocionante, Fácil) y salir corriendo a ejecutar.

Miedos y barreras para saltar al agua:
- De aquí no puedo salir a innovar... A lo que tengo que salir es a atender un montón de cosas urgentes.
- Hay que traer a los jefes a este curso. Ellos son los que paran todas las ideas.
- Por lo pronto no podemos hacer esa innovación. Pondría en riesgo lo que estamos haciendo en este momento.

Fórmula para ser un innovador olímpico en 5 Pasos:
1. Declarar que uno es un innovador. Que uno tendrá que convivir con lo que eso significa y los demás tendrán que convivir con lo que eso significa. Que ya no hay vuelta atrás. Y eso es bueno porque ser innovador es muy divertido.
2. Empezar ya. Que se note. No tengo que innovar en todo pero tengo que innovar en algo. Innovo en la forma de escuchar, cambio mi rutina, invento algo con lo que tengo en la cartera. Pero luego innovo en lo que realmente importa. Estrategia 1: Primero entro al agua en el borde menos profundo, en donde me tengo que sentar para que el agua me llegue al ombligo. Pero a eso no vine, ahora tengo que ir a nadar donde están las verdaderas innovaciones. El primer paso me quita el miedo al agua, luego ¡a nadar! Estrategia 2: Salto directo a la acción. Si lo pienso mucho me entra el miedo. Una vez en el agua no hay frío, solo innovaciones y diversión. Dejemos a un lado las pequeñas innovaciones que quitan tiempo y energía y vamos por aquella que cambiará la historia.
3. Usar el mejor vestido de baño: la imaginación. Imaginar un nuevo orden. Imaginar y actuar para que ese nuevo orden se dé. Imaginarlo con mucho detalle e ir ajustando la imagen con lo que los demás nos aportan.
4. Manejar las consecuencias: Saber que algunos se van a enojar. Enojar a los adecuados y saber cómo nos vamos a ganar el apoyo de quienes nos permitirán establecer ese nuevo orden. ¿Con resultados rápidos? ¿Con un discurso inspirador? ¿Con promesas? ¿Con regalos? (Aquí se requiere más creatividad que la que se requirió para generar la idea original, la que nos metió en todos estos innovadores problemas). También hay que saber que tal vez tengamos que tirar a la basura algunos proyectos que están andando en este momento. (Más creatividad se requiere: ¿Los podemos ceder? ¿Los podemos congelar?) Si hay que cancelarlos por que lo nuevo traerá increíbles beneficios, pues a cancelarlos...cada minuto que esos proyectos de la era pre-innovación sigan vivos nos está retrasando injustificadamente.
5. La innovación va a otro ritmo. No se puede innovar a velocidad tradicional. Tampoco se puede innovar de forma aburrida. La solución es hacer un plan de ejecución OEF (Obvio, Emocionante, Fácil)
gsolano@centrodeinnovacion.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario