viernes, 6 de abril de 2018

Emostory

Emostory es una forma de visualizar la experiencia emocional que vive un usuario en determinada situación o grupo de situaciones.

¿O sea?

Resulta que en cualquier actividad, las personas van viviendo una secuencia de emociones. ¿Cierto? 

Digamos que usted va a tomar un tren. Desde que entra a la página de internet para revisar los horarios hasta que sale en la estación de destino, usted vivió diversos momentos. En muchos de esos momentos tuvo emociones particulares. En algunos se sintió feliz (cuando se encontró con un viejo amigo), en otros se sintió angustiado (Cuando no estuvo seguro de si su tren ya se había ido), en otros se enojó (Cuando un jovencito no quiso ceder su asiento a una señora con un bebé), en alguno se sintió nostálgico (Viendo por la ventana una casa como aquella de su niñez) y así...

Ejemplo de Emostory


Si el equipo de la compañía de trenes fuera consciente de todas estas emociones que viven sus usuarios, podría re-inventar sus servicios para que la experiencia sea cada vez mejor. Podría explorar preguntas como: ¿Cómo podría

jueves, 15 de marzo de 2018

Adorables innovaciones inútiles

Así dice la teoría que llamo "Teoría vocacional de Messi"

Si nos gusta mucho hacer algo, lo hacemos muy bien hecho

He encontrado que mucha gente está de acuerdo con mi teoría (Mi mamá, por ejemplo). Pero he descubierto un estudio que dice lo contrario.  O bueno, al menos que matiza esa afirmación.

Quizá alguno de ustedes tiene como hobby mantener una huerta, o sorprender a su familia con platos inesperados, o construir objetos de madera. Estos pasatiempos en los que se "construye" algo que, en algún momento, debe ser útil. Se espera que esta utilidad se pueda medir en la cantidad de libros que puede sostener su repisa casera, lo sabroso de las lechugas cosechadas o la luminosidad de la lámpara artesanal.

Lo especial de estas actividades es que logran dos objetivos al mismo tiempo: solucionar un problema y, de paso, relajarnos, "desestresarnos", divertirnos.

Ahora, ¿Qué pasa con el resultado final? Pues una flamante repisa nueva, puesta en la sala de la casa.

Innovatoon


Cuando vengan invitados a su casa, usted no dejará de hacerles notar su creación. Ellos la mirarán y (para sus adentros, casi siempre) le harán una evaluación. Su evaluación tomará en cuenta dos tipos de valor que su repisa tiene:

jueves, 1 de marzo de 2018

La Dicotomía de la gamificación o ¡Esto no es un juego!

Aplicar gamificación es difícil, porque si se quiere hablar de juegos, hay que hablar de lo inútil y de decisiones sub-óptimas.

Un juego cualquiera, de los que juegan los niños en las tardes, está lleno de inutilidad. No se está produciendo un bien, no se está solucionando un problema fundamental. El juego con muñecas o la partida de dominó no es más que una forma de "ocupar el tiempo". Se hace no porque es útil sino porque es divertido.

Un niño descansa de las tareas jugando un video-juego. Si aprende cosas jugando (efectivamente lo hace), lo hace a su ritmo, sin evaluación, sin conciencia, sin justificación. Nadie le revisa los resultados de su juego ni es sometido a estrés en caso de no haber logrado el aprendizaje esperado.

Eso es un juego. Una actividad "inútil"

Cuando se ofrece a una compañía la posibilidad de usar juegos para mejorar algún indicador (tiempos de respuesta, cantidad de defectos, ventas), hay una contradicción. Este es el reto de las empresas que ofrecen gamificación como herramienta de mejora corporativa. ¿Cómo sigo hablando de juegos cuando ya no me refiero a una actividad "inútil"?

Por supuesto que cuando se habla de gamificación siempre se menciona que se trata de usar algunos elementos propios de los juegos en un entorno "serio". Esta salvedad soluciona la inconsistencia. No hablamos de juegos, sino de ELEMENTOS de juegos, que se toman "prestados" y se usan en otros entornos.

Pero a medida que los consultores se alejan del juego y se enfocan en el uso de elementos de juego,

sábado, 17 de febrero de 2018

Las preguntas que despiertan la innovación. Tres trucos para innovar - Parte 2


(Esta es la segunda parte de la entrega Tres trucos para innovar. Lea la primera entrega AQUÍ)

2. Las preguntas que despiertan la innovación


Hace unos días hice un experimento con mi pequeño hijo. Le hice dos preguntas diferentes. La primera fué:
Jacobo, ¿Qué sugieres que hagamos el próximo fin de semana?
La segunda fué:
Ahora dime: ¿Qué haríamos el fin de semana si fuéramos los héroes en Pijamas?

Las respuestas a la primera pregunta me gustaron mucho, al fin y al cabo ir a visitar a sus primas es un agradable plan familiar. Pero la respuestas a la segunda pregunta fué fenomenal: - ¡Tendríamos que salvar el mundo!

En mi interior, me sentí mucho más emocionado ante la perspectiva de salvar el mundo este fin de semana que ante la idea de cumplir con las necesarias visitas familiares.

¡Salvar el mundo!

Claro... la respuesta exigía el planteamiento de nuevas preguntas: ¿Y cómo podríamos salvar el mundo tu y yo? ¡Pues tendríamos que luchar contra un súper-villano!  ¿Y si el villano está escondido? ¿Cómo lo encontramos? ¡Pues buscamos las pistas que deja!

Esa es mi tarea estos días... Pensar en una aventura en la que estaremos buscando pistas de un Súper-villano desconocido por las calles de la ciudad. ¡Debemos salvar el mundo! (Ya tengo muchas ideas y creo que será muy divertido)

Además de mostrar mi incapacidad para separar mi vida familiar de mi vida profesional, este experimento alrededor de las preguntas como método para buscar ideas realizado con mi hijo me sigue confirmando que si se cambian las preguntas, las ideas que se generan son radicalmente diferentes.

Este es mi mantra desde hace algún tiempo:

No hay mejor forma de poner en marcha la innovación que tratar de responder preguntas realmente emocionantes.



Este es un arte que no se aprende a manejar rápidamente. Traducir las aburridas preguntas corporativas que tratan de responder los esforzados equipos de innovación de las organizaciones en preguntas emocionantes requiere mucha práctica

¿Por qué las preguntas deben ser emocionantes?

Ya lo hemos hablado en este blog: el corazón está conectado con

domingo, 11 de febrero de 2018

De los sueños está hecha la Innovación - Anexo...

Este es un video maravilloso de Leonardo Muñoz, en el que habla de sueños. Apareció en estos días, justo después de publicar mi entrada sobre los sueños y la innovación. Vale la pena verlo...



jueves, 8 de febrero de 2018

De los sueños está hecha la innovación. Tres trucos para innovar - Parte 1

1. De los sueños está hecha la innovación

Para los que hemos seguido la carrera de Elon Musk, ver la manera como hace malabares con sus objetivos hiper-ambiciosos y emocionantes, es un deleite. Y la palabra "emocionantes" es la clave. Gran parte de la razón por la que el señor Musk logra cambiar el mundo es porque está concentrado en objetivos que pueden ser catalogados como "sueños". Trenes que viajan a mil kilómetros por hora, automóviles eléctricos que se manejan solos, cohetes para llevar hombres a Marte...



Aunque el mundo está lleno de mensajes felices que nos repiten que el mundo es de los soñadores y nos piden que no abandonemos la capacidad de soñar con la que llegamos a esta vida, lo cierto es que solo unos pocos idealistas realmente logran dedicarr su vida a la persecución de sueños maravillosos.

Cada persona debería levantarse cada mañana sabiendo que tiene un sueño claro que desea cumplir. Un sueño que le emociona y que

miércoles, 31 de enero de 2018

El juego de la innovación - WakeUpBrain

Un pequeño video sobre WakeUpBrain, el juego que hemos creado en Centro de Innovación para acelerar los procesos de innovación. Han sido muchas horas de juego hasta llegar a la tercera versión del juego: WakeUpBrain Open.


miércoles, 24 de enero de 2018

¡No más Design Thinking! ¡Queremos Forward Thinking!

En una de esas interesantes charlas con Gustavo Sorzano, a las 4 de la tarde, en su piso del edificio Horizontes, muy bien denominado así porque desde la terraza se tiene una increíble panorámica de Bucaramanga, el maestro se esforzó por dejarme muy claro que el Design Thinking no tenía futuro y que si había algún "Thinking" que podría darnos soluciones para los problemas reales de la sociedad actual era el "Forward thinking". Me habló de la capacidad de prever el impacto que las nuevas tecnologías podrán tener en la realidad latinoamericana.

Esa misma tarde, mientras esperaba mi vuelo a Bogotá, consulté en internet sobre Forward Thinking. No encontré tanto como esperaba. Sin embargo si encontré un pequeño artículo escrito por Brad Smith en Bizjournals.com hace varios años. Utilicé los nombres de sus 7 formas de entrenarse como Pensador de futuro y agregué varias ideas:

1. Une a tu equipo alrededor de objetivos que están relacionados con una visión. 

Tiene que ver con que las organizaciones deben verse como un equipo que esta jugando un juego colaborativo, es decir, un juego en el que todos ganan o todos pierden. En este caso, un factor clave es que todos los integrantes del equipo conozcan varias cosas del juego:

- El objetivo común (Meter goles y no dejar que nos metan goles a nosotros)

- Las reglas (Hay un gol cuando la pelota entra en uno de los marcos, el partido se acaba luego de 90 minutos, etc)

- Los roles (Yo soy el arquero, soy el único que puede tomar el balón con la mano. Soy la última esperanza para que los contrarios no marquen el gol)

Y si esto es así, ahora podremos preguntarnos:

¿Qué tan claros tienen los componentes de mi equipo estos tres conceptos? ¿Quizá hace falta un mecanismo que se los recuerden? Y en este mundo en el que nos movemos, en el que las reglas de juego o los roles cambian, ¿Cómo estamos haciendo para que todos estemos al tanto de esos cambios y la organización sepa que los entendimos y los aceptamos? ¿Cómo estoy enterando a todo el mundo que se metieron goles o que quedan 15 minutos?, es decir, ¿Qué mecanismos de actualización de reglas y realimentación de avance tenemos?



2. Aprenda de otros:

Unas de las categorías más populares en Youtube es aquella que incluye los videos donde se ve la pantalla de un videojuego mientras el jugador lo juega y lo explica. ¿Por qué es tan popular? Una de las razones es que cientos de fanáticos del mismo juego quieren aprende los trucos para lograr la maestría en su ejecución. Aprender de quienes lo saben hacer bien, es uno de los mecanismos más efectivos para mejorar.
En este caso, si se desea tener una mirada hacia el futuro, es muy buena idea seguir a aquellos que están liderando la adopción de nuevas tecnologías, visiones, metodologías, etc. Esta ha sido prácticamente una constante en la vida de los grandes inventores, quienes estaban muy al tanto de los avances que estaban haciendo colegas aventajados en su materia.
Quizá es el momento de preguntarse: ¿He identificado a aquellos que están experimentando con nuevos caminos en mi mercado? ¿Tengo alguna forma de ver de cerca lo que están haciendo, aprender de ellos e inspirarme para crear cosas nuevas?

3. Recuerde a regla de 3

Una idea nunca está lista si no ha pasado por tres versiones diferentes. Siempre pregúntese: ¿Cómo podría hacer para que esta maravillosa idea sea aún más poderosa? ¿Para incrementar sus beneficios en el futuro? Hagalo una vez para tener la segunda versión de la idea. Hágalo nuevamente para tener la tercera versión. Y si se siente con suficiente energía creativa, hágalo nuevamente...

4. Tome riesgos, patee llantas y experimente. 

Ni siquiera las mentes innovadoras más privilegiadas pueden prever todos los detalles y cambios que implica la ejecución de una idea. Por esta razón, muchos expertos coinciden en sugerir que se pase a la acción muy rápidamente. Iniciar la ejecución, incluso antes de que tengamos la versión perfecta de la idea, aporta mucho al proceso innovador. De hecho, visto de esta manera, el proceso de ejecución termina haciendo parte del proceso de ideación. La idea cambia, se optimiza, a medida que se va llevando a la realidad.


Este fue uno de los primeros diseños del Hyperloop de Elon Musk, el tren que se desplazaría usando magnetismo y a través de un tunel. Hasta ahí solo sueños y dudas de los que saben de tecnología. Foto tomada de Wikipedia.

Un tiempo después vimos la noticia del prototipo del HyperLoop de Elon Musk. Aun no supera los 1000 Km/h prometidos. No llega a la mitad de eso, ni siquiera. Pero ahora estamos sospechando que lo va a lograr. Foto tomada de Mashable.com


Una nueva visión: Ejecutar es idear!

Pero esto no es una apología a la improvisación. No significa entrar en un torbellino de ejecución de ideas incompletas. Se trata de ubicar el punto ideal en el que el trabajo de escritorio ya no aporta lo suficiente y hay que buscar otras formas para incrementar el poder de la idea.

Hay maneras de iniciar la ejecución de una idea con bajo riesgo y con espacio para realizar ajustes. Esto se llama prototipar. Pilotear, si se quiere.

Prototipar es encontrar formas de ejecutar una idea o, al menos, algunas de sus partes fundamentales, en un entorno controlado. Y re-pensar la idea con la información recolectada durante el experimento.

Esto es de vital importancia cuando se trabaja en innovación real, es decir, en desarrollar cosas realmente nuevas. En este caso, no se cuenta con información previa (el uso de ese mismo producto en otro mercado, el desempeño de un producto muy parecido, etc.), de manera que el riesgo de fracaso es mayor. Prototipar disminuye el riesgo porque nos provee una visión más aterrizada de lo que puede ser el desempeño de nuestra idea en el entorno real.

5. Abandone el control

El control total es una ilusión. Por eso, la vía ideal de crecimiento es a través del trabajo en equipo. Y esto exige tener confianza en las capacidades del otro para solucionar los problemas. Si deja de estar controlando el trabajo de los demás y abre espacios de confianza, está abriendo también la puerta a la posibilidad de ser gratamente sorprendido por la capacidad creativa del equipo.

Claramente, esta forma de hacer las cosas trae el beneficio de la "multiplicación de los cerebros". Más gente aportando creativamente aumenta las probabilidades de que se puedan solucionar los problemas.

Pero el otro gran beneficios es que su cabeza se "libera" para poder imaginar, para poder crear nuevas cosas. Su principal labor como estratega será crear espacios en los que las grandes ideas puedan surgir y convertirse en realidad. No piense que puede hacerlo todo. Finalmente no logrará ejecutar a la velocidad requerida y bloqueará su capacidad creativa para imaginar las próximas rutas a seguir.


6. Lea y observe.

Quizá todos los desarrollos revolucionarios, que han sido aprovechados en forma de innovaciones rentables por parte de los empresarios, fueron previstas y anunciadas por agudos visionarios. Aquí y allá siempre hay pistas de lo que viene. Tener ojos abiertos y oídos despiertos siempre produce cosas buenas. Incluso aunque no le provea la idea genial del próximo hit de mercado, el cerebro va cambiando y haciéndose más grande (de manera figurada, por supuesto)

7. Destine tiempo exclusivo para pensar en el futuro.

La temprana caminata matutina, la jornada de pensamiento solitario en un café, la obligada pausa en el avión, son momentos maravillosos para imaginarse usted mismo (o su organización) en el futuro. ¿Cómo será este mercado en algunos años? ¿Cómo quisiera que fuera? ¿Cómo podría ayudar a que se convierta en lo que quiero? ¿Cómo podría ser la mejor versión de mi organización en el futuro? ¿Cuál sería la versión 2.0 o 3.0 o 10.0 de mi producto?

Estos juegos mentales abren posibilidades y activan algo en el interior del innovador, aumentando así las probabilidades de que aparezcan (durante la caminata o en los meses posteriores), ideas llenas de futuro.

Hágale trampa al día a día y busque una manera de asegurar momentos de "desconexión" para conectarse con el futuro.


Conclusión

No estoy seguro de que estas rutas para convertirse en Pensador de futuro sean compartidas por la ilustre mente del maestro Sorzano, pero creo que expresan varias de las cosas que hemos experimentado quienes hemos estado apoyando procesos de innovación en el mundo real. Y es cierto, en muchos casos uno siente que el Design Thinking (o MACROS, para quienes siguen WakeUpBrain) responde más a una necesidad de tranquilizar la conciencia de quienes han sido influenciados más por la forma de pensar de la primera revolución industrial que por la nueva y flamante cuarta revolución industrial: esa necesidad de tener un proceso formal, con pasos claros, que podamos repetir una y otra vez, y siempre nos produzca los resultados esperados.

martes, 12 de diciembre de 2017

Innovatoon - Semáforo innovador

Mr. Inventor presenta su sorprendente idea para hacer más intuitiva la conducción: el semáforo de seis colores.

domingo, 26 de noviembre de 2017

¿Qué es innovación? por Mr. I


Algunas definiciones de innovación, extraídas del libro: "Definiciones de innovación" de Mr. I.







Innovación lingüística - El mismo producto... ¡Pero con nombre distinto!
Innovación abrumadora - Incluye exactamente lo mismo, pero en mayor cantidad...
Innovación tecnológica - Trajimos una máquina que hace nuestro producto más bonito y más rápido. Eso es innovador.
Innovación por adopción - Esto lo están haciendo en otros países y yo fui el primero en copiarlo.
Innovación Zombie - Lo mismo que habíamos lanzado hace unos años y que a nadie le había gustado.
Endovación - Mi nuevo producto no le parece innovador a los demás pero a mi sí.
Innovación minimalista: le quitamos cosas para reducir costos y convencimos a los clientes de que "menos es más".
Innovación de magazine - Era un producto bastante normalito, hasta que la agencia de publicidad hizo el anuncio.
Innovación intuitiva: Es claramente lo más innovador del año, aunque no nos queda muy claro por qué.
Retrovación: Ahora que lo pienso, eso fue muy innovador en su momento.
Innovación desesperada - Fué lo único que pudimos hacer con los recursos que teníamos. 
Innovación kamikaze (o simplemente innovación) - Estamos haciendo algo realmente diferente. Las probabilidades de quebrarnos son del 92%.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Tres problemas que solucionan los juegos a la hora de innovar

En las sesiones de ideación y en cada uno de los demás escenarios de innovación se pone en juego nuestra apuesta por transformar nuestra empresa... o el mundo. Pero estas sesiones no siempre salen como deseamos.... A veces resultan ser una pérdida de tiempo. 

¿Qué hace que una sesión de trabajo o de generación de ideas fracase? Egos disparejos, polarización, incapacidad para ver los problemas desde nuevos ángulos... 

¿Cómo arreglar eso con juegos?




miércoles, 20 de septiembre de 2017

Jugar para Innovar - Despierta tu cerebro



Este video fue grabado durante las sesiones de entrenamiento para líderes de innovación del sector público en Colombmia. Un maravilloso programa llamado Catlizadores de la innovación y liderado por el Ministerio de las TIC.

sábado, 19 de agosto de 2017

¿Cómo nació el WakeUpBrain?

Un día del año 2007, Andrea Angel, mi socia en Centro de Innovación, y yo salimos de una sesión de ideación que habíamos liderado para un cliente. El resultado había sido bueno. Pero la calificación "bueno" no era lo que estábamos buscando. De hecho "bueno" era algo decepcionante. Aunque habían suficientes buenas ideas y el cliente había quedado satisfecho, tanto Andrea como yo sentíamos que en las cabezas de las personas se había quedado una gran cantidad de ideas geniales que nunca vieron la luz. Sentíamos que no habíamos logrado llevar a los participantes al nivel creativo máximo. Y lo peor es que no era la primera vez que teníamos esta sensación. De hecho, era esta sensación la teníamos al finalizar cada uno de los talleres. Nuestros clientes quedaban satisfechos, pero nosotros no.




Esta es una foto tomada durante la feria ISLAE en Glasgow que apareció en la revista DINERO (Marzo de 2010)


Nos pusimos entonces en la tarea de respondernos ¿Por qué las sesiones de creatividad no logran llevar a las personas a un modo de "creatividad extrema"?

Comenzamos por usa fotografías, videos y nuestra memoria, para reconstruir los momentos por los que pasan estas sesiones. Fue una labor muy productiva. Nos dimos cuenta que gran parte del tiempo de la reunión se suele invertir en ciertas presentaciones corporativas o en largas discusiones en las que cada uno de los participantes defiende sus puntos de vista.

Pero también logramos identificar algunos momentos en los que la creatividad parece fluir maravillosamente.

¡Y encontramos un factor común en ellos!

¡Los juegos!

La primera ocasión en la que identificamos este fenómeno fue cuando revisamos una sesión con uno de nuestros clientes de retail. En algún momento de la mañana, a manera de “calentamiento cerebral”, les propusimos un juego de imaginación. Les pusimos, por equipos, a crear una compañía imaginaria que "venciera" a todas las demás. Tenían solo 10 minutos para hacerlo. Los equipos no perdieron tiempo. Se enfrascaron en una frenética carrera creativa y en poco tiempo tenían diseñadas sus empresas imaginarias. Todas ellas un ejemplo de innovación aplicada al retail.

A medida que cada equipo explicaba sus geniales estrategias y el novedoso modo de funcionamiento de su compañía imaginaria, nosotros fuimos anotando unas y otros, en pequeños papeles. Extrajimos las ideas que habían salido en esos minutos de juego y las pusimos en la pared.

Cuando revisamos las ideas seleccionadas al final de la sesión, nos dimos cuenta que la mayoría eran ideas surgidas en el juego. El resultado de 4 horas de trabajo se obtuvo realmente en un juego de 10 minutos.

Y nos preguntamos ¿Qué pasó allí? ¿Qué pasó en los cerebros de las personas durante ese juego?

Nuestras sospechas de que el juego aceleraba los procesos de creatividad se confirmaron en los experimentos que hicimos en las siguientes semanas. La creatividad se multiplicaba cuando las personas estaban jugando. Luego descubrimos que los juegos no solo acelaraban y optimizaban la creatividad. Sus efectos también se sentían en los momentos de selección de ideas, identificación de problemas o ejecución de los proyectos.

Nuestras experiencias nos confirmaron que los juegos lograban lo que ningún otra herramienta podía: disminuían la polarización entre los participantes, llevaban rápidamente a la gente a romper paradigmas y esquemas, activaban la creatividad a nuevos niveles y, como si fuera poco, hacían muy divertida toda la experiencia.

Por casualidad, mi hobby eran (y aún son) los juegos de mesa, así que estaba muy familiarizado con las innumerables mecánicas que pueden hacer realmente emocionante a un juego. Por otro lado, Andrea había sido durante varios años, una de las diseñadoras principales de una importante empresa de juegos de mesa. Esta casualidad hizo que tuviéramos un gran arsenal de herramientas para crear juegos de todo tipo. En solo unos meses teníamos un portafolio completo de juegos para innovar.

Y comenzamos a usarlos en todas nuestras actividades con los clientes. Era común vernos llegar a una sesión de trabajo con grandes maletas que incluían todos los elementos requeridos para nuestros juegos.

Pero un día quisimos proponernos un nuevo desafío. Queríamos transformar todos los juegos en uno solo. Todo surgió en un momento en que tratábamos de acomodar todos los implementos usados en nuestros juegos, en el baúl del automóvil. No era cosa fácil. Así que nos hicimos una nueva pregunta: ¿Sería posible encontrar una manera de comprimir en una sola caja todos estos elementos que se requieren para los juegos de innovación?

Esta pregunta nos activó la creatividad y empezamos a trabajar en esta dirección. Así nació el WakeUpBrain. Todos los juegos en una sola caja.

El resultado fue increíble. Un conjunto de cartas nos permitían realizar todos los juegos que ya teníamos y abrieron posibilidades para muchos más. Y además, con el diseño gráfico de Andrea, el juego se veía increíble. Todos parecían encantados con el nuevo concepto, así que nos la jugamos el todo por el todo. Invertimos todo nuestro capital disponible para hacer la producción de la primera edición del WakeUpBrain.

Y todo se aceleró...

En Noviembre de 2009 estábamos presentando la primera versión del WakeUpBrain en Escocia, en la feria ISLAE, invitados por el programa Alpha de la Comunidad Europea. Ya no había marcha atrás… el WakeUpBrain había nacido. Y nosotros estábamos condenados a jugar con miles de personas en el mundo.





Esta es una foto panorámica de la feria ISLAE en Glasgow, Escocia, en Noviembre de 2009. Arriba a la izquierda está el pequeño Stand de WakeUpBrain.

----------------------------

Edición posterior: Siguiendo un par de sugerencias, agrego las direcciones de los sitios de los que saqué las fotos:

Dinero: http://www.dinero.com/edicion-impresa/emprendedores/articulo/innovar-jugando/92690
Proyecto Kickstart: https://alfakickstart.wordpress.com/


martes, 1 de agosto de 2017

Ideas x Sonrisas



Hace unos días, en un taller de ideación que hacíamos con el equipo de trabajo de una empresa del sector de hidrocarburos (a la que llamaré Innovadora X), decidimos invitar a un grupo de proveedores. Es decir, en ese taller teníamos, por un lado, a un grupo de personas de Innovadora X (Les recuerdo que así decidí llamar a la empresa en cuestión para proteger sus intereses y los intereses de otros que puedan estar interesados) y, por otro lado, a personas externas a Innovadora X.

Lo interesante es que esta empresa externa no solo era proveedora de Innovadora X sino de competidoras suyas.

Esto representaba un reto para Innovadora X. Estaban haciendo una sesión para buscar ideas de innovación involucrando a externos que podrían ir a llevarlas a la competencia.

Afortunadamente, los líderes de Innovadora X no son paranóicos y entienden el valor de ampliar los puntos de vista para generar ideas de mayor valor. Así que se tomó la decisión de llevar adelante el proceso.

La sesión fué increíblemente productiva. Salieron muchas ideas de gran valor y los equipos de trabajo prácticamente quedaron conformados sus objetivos y tareas definidos.

Pero lo que me dejó muy asombrado fué escuchar

viernes, 14 de julio de 2017

Innovar es mal negocio ¿No?


Estudios de todo tipo suelen poner en evidencia la cantidad de proyectos de innovaciòn que nunca terminan de arrancar, que fracasan o que tienen bajos retornos. Abogados del bajo riesgo usan estos argumento para apelar a la cordura y convencer a los empresarios de disminuir la energía y la emoción que se pone a las innovaciones radicales y, en cambio, dedicarse, con juicio y determinación, a seguir buscando pequeñas mejoras, innovaciones incrementales. Al fin y al cabo, hay cientos de ejemplos que muestran que con pequeños cambios se pueden obtener grandes ahorros o incrementos significativos en la eficiencia.

Innovatoon. Calculando el riesgo de una idea radical. 2017


Como todos ya sabemos que los extremos son peligrosos, vamos a mediar entre los fanáticos y los detractores de las innovaciones radicales. Y para lograrlo, será necesario poner en claro algunos elementos relacionados con las innovaciones que consideramos "radicales". Algo del estilo "Acabando los mitos de la innovación radical"

MITO 1: Las innovaciones reales implican demasiado esfuerzo o toman mucho tiempo.

Es así ¿No? Al fin y al cabo esas tecnologías que revolucionan los mercados tardan años en realizarse. 

Bueno, pues aquí es necesario hacer algunas precisiones:

Hay innovaciones radicales que provienen de desarrollos tecnológicos complejos (Una minoría)
Hay innovaciones radicales que provienen de desarrollos tecnológicos elementales, o, incluso,

jueves, 13 de julio de 2017

Los clientes no saben lo que quieren

La trillada frase atribuida a Ford (Henry, no Harrison), "si hubiera preguntado a la gente qué quería, hubiera terminado construyendo un caballo más rápido" refleja una realidad de la que no todos los empresarios están conscientes. 

Una y otra vez escucho a los expertos recomendar a los empresarios que pregunten a los clientes lo que desean para, con esa información, diseñar su oferta de productos.

Pero esta recomendación no va unida a las aclaraciones necesarias:

- Pregunta sin tratar de confirmar lo que ya sospechas
- Pregunta pero escucha más allá de las respuestas
- Pregunta por cosas diferentes a tus productos para entender lo que realmente les emociona
- Pregunta por sus momentos de conflicto emocional más que por lo que esperan del producto

La historia y nuestra experiencia con empresarios innovadores están llenas de ejemplos de innovaciones que abrieron nuevos caminos y que, sencillamente, eran lo que la gente NO estaba pidiendo.

Este video, en el que se entrevista a Stan Lee refleja bastante bien la situación de la que hablo. Es una entrevista muy entretenida, en la que el autor del Hombre araña cuenta cómo conoció a su esposa. Pero lo interesante viene después. Stan Lee cuenta la manera en que decidió hacer lo que a él le parecía realmente valioso, en lugar de hacer lo que su editor le pedía. (Y eso que las razones que usaba el editor eran del tipo: es que eso es lo que la gente quiere, eso es lo que piden, eso es lo que se vende...). 

Stan Lee hizo un cómic que iba en contra de lo que el mercado estaba pidiendo. 

Loco ¿No?



lunes, 10 de julio de 2017

Dos juegos mentales para innovar

Aquí les presento dos juegos WakeUpBrain. Los pueden usar para re-inventar las experiencias de los clientes, la oferta de valor, los procesos, etc.

Digamos que ustedes hacen parte de una organización que quiere innovar y están a cargo de dirigir una sesión de trabajo para identificar posibles caminos nuevos que los lleven a encontrar oportunidades de innovación.

Ustedes comienzan por invitar a un buen grupo de colaboradores a una sesión de trabajo "WakeUpBrain", en la que van a usar juegos para encontrar oportunidades de alto potencial. Probablemente, y queriendo que el escenario se vea muy creativo, usted prepara una buena dotación de chocolates y post-its. Le pide prestado a un amigo su juego WakeUpBrain y lo pone en mitad de la mesa... 

Lo primero que usted hace es un juego de calentamiento cerebral. Todos se divierten, pero es tiempo de empezar a "trabajar", es decir, a buscar esas ideas que necesitan. Por eso, usted los organiza por equipos y se prepara para dirigir un juego que logrará sacar ideas creativas de esos cerebros tan "corporativos". 



JUEGO 1:  El mundo maravilloso

Este juego comienza por plantear preguntas que empiezan por las palabras "¿Y si..", y que plantean una situación hipotética ideal. Por ejemplo:

¿Y si no tuviéramos competencia?
¿Y si pudiéramos entregar los productos aunque no los tengamos?
¿Y si este blog fuera el único del mundo?

Estas preguntas sugieren un escenario futuro (o alterno) maravilloso (o terrible). 

¿Cómo van a reaccionar los participantes de la sesión de creatividad ante estas preguntas?

Es bastante probable que sus cerebros se vayan para el "Lado izquierdo", es decir, que tomen una actitud analítica y crítica. Por ejemplo, en el caso de preguntarse si este blog fuera el único del mundo, el cerebro del preguntado, muy probablemente  haría