martes, 19 de mayo de 2020

Fracasar en la innovación



¡Morir! 

Eso es lo peor que le puede pasar a uno en un juego ¿No?

¡Pues No!

Bueno, depende del juego. En algunos juegos, morir es el fin. Así era hasta hace un tiempo. Si morías jugando ajedrez (o, mejor dicho, llegabas a estar tan encerrado que sabías que no podrías sobrevivir), perdías el juego. Chao, chao, El juego terminaba y tú habías sido derrotado.

Pero eso ha cambiado. Bueno, el ajedrez no ha cambiado. Aún pierdes el juego si tu rey es acorralado. Pero en el mundo de los juegos, ha cambiado el hecho de que morir sea el fin del juego. Los video-juegos han logrado este cambio.

Ahora es posible jugar el mismo juego despuès de haber muerto. 

¡Y atención! Estoy diciendo EL MISMO JUEGO. No estoy diciendo: "Despuès de que mueres puedes volver a intentarlo y empezar de nuevo". No. Estoy diciendo que morir es parte del juego.

Obviamente veamos Fortnite. En Fortnite, mueres muchas veces. (Alguien como yo muere muchìsimas veces). Pero eso no te saca del juego. De hecho, morir, es parte de la acción, de la aventura.
Esto cambia por completo la experiencia de juego. 

Y no es que por el hecho de que sigas jugando aunque hayas muerto, la posibilidad de morir ahora ya no te preocupe. Sigue siendo un momento culminante. Esto se nota en el hecho de que en un enfrentamiento "a muerte" con otro jugador, ambos utilizan su capacidad al máximo para tratar de NO MORIR (mediante el obvio recurso de matar primero al otro). Ambos lo hacen porque saben que aquí está la prueba máxima. Si pierdes, si mueres, el otro jugador se queda con todo, el sitio, armas, tesoros. Pero una vez mueres, apareces nuevamente volando sobre unas hermosas islas, teniendo que tomar decisiones importantes. El juego no te da tiempo para lamentarte. Y quiero repetir esta frase: EL JUEGO NO TE DA TIEMPO PARA LAMENTARTE. Moriste, y unos segundos después, estás nuevamente en mitad de la acción.

¿Tiene esto algo que ver con la innovación?

TODO.

¿Recuerdan cuando hemos hablado de que innovar es un proceso de intentar, fracasar, ajustar y volver a intentar? Si no lo recuerdan, pueden darse un paseo por las otras publicaciones del Blog. Pero lo cierto es que es así. Innovar es una aventura en la que has probado muchas cosas, has fracasado, y has intentado unas nuevas, aprovechando la experiencia que has adquirido. 



Pero esta definición corresponde a la categoría de las definiciones que "Se dicen fácil, pero se aplican con mucha dificultad". 

En la "vida real", si mueres haciendo una innovación, MUERES. Pierdes una de las vidas disponibles. Dos muertes más y te echan del juego. De la empresa. En la "vida real" no

miércoles, 4 de marzo de 2020

¿Cómo resolver cualquier problema "Jueguificándolo"?

Mi amigo empresario "emproblemado"


Hace unos días, un empresario me escribió por WhatsApp dándome las gracias por haberle ayudado a resolver un problema que no había podido resolver desde varios meses atrás.

Le dije que no era nada, que realmente él había hecho todo (lo cual era cierto).

Él me respondió que yo le había dado la clave, que le había dicho como transformar su problema en un juego.

El problema tenía que ver con el equipo de operarios en su planta de producción. Lo que yo le había dicho era que se imaginara que estaba jugando un video-juego y que, para "pasar al siguiente nivel" debía superar el siguiente desafío: organizar a su equipo de forma que produjeran el doble mientras sentían que trabajaban la mitad.

Durante muchos días no supe más sobre mi amigo empresario. Solo me enteré del resultado cuando me escribió por WhatsApp.

¿Es posible resolver cualquier problema como si estuviéramos jugando?

Si. De hecho es posible.

Al menos es posible convertir un problema en un juego y, de esta manera, aumentar radicalmente las probabilidades de resolverlo de forma creativa.

¿Cómo es esta metodología que nos convierte en expertos en resolver problemas?

La transformación de un problema en un juego tiene tres pasos:

¿Que tanto drama hacemos por dejar ir una idea?

Adios...


jueves, 27 de febrero de 2020

El primer video juego de la historia

El primer video juego de la historia fué...

a. Telebolito (Pong)
b. Tres en línea (El mismo Triqui o Gato)
c. Mario Bros.
d. Marcianitos (Space invaders)

(En esta entrada ya habíamos hablado de Mario)

La respuesta es...




Efectivamente fué el Tres en linea. Fué desarrollado en 1952 y se considera el primer juego en computador que tenía una interfaz visual (es decir que no era un juego de solo texto).

Pero aquí viene la pregunta difícil:

Sin consultar en google, puede responder: ¿Quién o quiénes lo desarrollaron?

a. IBM
b. Un par de jovenes desocupados en California
c. Un aburrido profesor en Cambridge
d. Dos científicos japoneses trabajando en dos ciudades distintas.


Respuestas en los comentarios...

martes, 25 de febrero de 2020

Apuestas: un truco para conseguir cosas increíbles.

Truco Ludífico

Digamos que hay personas que ven la vida como un juego. Llamémoslos "ludóticos" o "jueguistas". Son personas que solucionan sus problemas y consiguen sus objetivos como si estuvieran jugando.

Una de las estrategias que mejores resultados le dan a estos "juególogos" es aprovechar una mecánica que usan muchos juegos llamada Apostar.

Apostar es hacer una pequeña inversión con la esperanza de ganar un premio gigante.

Apuesta quien compra un pequeño billete de lotería esperando ganar el premio gordo. Apuesta quien hace una llamada a alguien especial, con la esperanza de que quizá esa persona se alegre de escucharle. Apuesta quien funda una empresa convencido de que muchas personas están deseosas de comprar su producto.

En el primer caso, la inversión es baja. En el segundo es cero. En el tercero es muy alta.

Apostar es una actividad que suele tener mala imagen. Se habla de personas que han perdido todo su capital y han llevado a su familia a la ruina por culpa de las apuestas. Por supuesto esto es cierto. Muchas personas han perdido mucho dinero apostando. Sobre todo en el tercer caso: creando empresas.

Pero la cosa no es tan grave. Mi abuelo compraba todos los martes un cuarto de la lotería y lo guardaba en su billetera. Era uno de sus rituales y le hacía sentir feliz.

Ya que hablamos de loterías, ese tipo de apuesta que promete un premio tan grande y que tantas fantasías y películas ha generado, miremos las variables que la componen:

- La inversión: Cuánto me cuesta mi "billete" para participar.
- El posible premio: Cuánto ganaría si soy afortunado
- La probabilidad: Qué tan probable o improbable es que yo gane ese premio gordo.

Esas tres variables están siempre relacionadas: el premio sube a medida que la probabilidad baja o el precio del billete sube.



En las loterías tradicionales, la inversión suele ser baja, el premio muy alto y la probabilidad... mínima. Normalmente una en algunos millones.


Cosas que asumimos sobre las loterías


Dado que no solemos ser muy inquisitivos con el tema de las apuestas, generalmente siempre damos por sentado que:

  1. - Solo existen las loterías inventadas por otras personas o empresas.
  2. - Las loterías solo entregan dinero

Fracasar en la innovación

¡Morir!  Eso es lo peor que le puede pasar a uno en un juego ¿No? ¡Pues No! Bueno, depende del juego. En algunos juegos, morir es el fin. As...