lunes, 8 de agosto de 2016

¿Qué fue primero? ¿El huevo de colores? o la gallina innovadora...

¿Cuántos tipos de innovación hay? Bueno, dependiendo del autor, habrá 2, 3, 7, 9, 10 o infinitos.

Realmente es una discusión inútil. Como muchas de las discusiones que se encuentran en el mundo de las empresas.

Yo siempre he sospechado que si algún innovador del mundo real (cualquiera de esos genios que han creado gigantes empresas a partir de una idea emocionante) toma alguno de los exámenes típicos que enfrentan los estudiantes de posgrado de innovación, lo va a reprobar. Dudo que pueda enumerar los tipos de innovación o describir las puertas del Stage Gate correctamente.

Las preocupaciones por definir la innovación, clasificar sus diferentes expresiones o rotular sus etapas, suelen nacer del desespero por acortar la distancia que nos separa de los innovadores natos, de esos que innovan sin saber que lo están haciendo. Nos parece que si le damos estructura a su caótico comportamiento, si imaginamos que sus creaciones pasaron por claras etapas diferenciadas, quizá podamos repetir su éxito. Hacemos reuniones en el Juan Valdez de la esquina con la esperanza de que se nos ocurran las ideas revolucionarias que caracterizan a los innovadores sin oficina. Ponemos Puffs y toboganes para sentirnos en Google.

Innovar no es para todos. Es para desesperados que tienen poco qué perder, para irresponsables que no pueden evitar hacer cosas provocadoras o para soñadores que creen que lo mejor está por venir. Requiere caparazón de Morrocoy o flexibilidad de gato para soportar rechazos y caídas. Requiere espíritu juguetón de niño, paciencia de maestro zen y amor de madre. Requiere tener un cerebro libre de ataduras, con su capacidad de sorprenderse intacta, su habilidad para "reconectar" conceptos desarrollada.

Algunos gerentes y consultores me dicen: ¿Cuál es el secreto suyo para ser tan creativo? ¡Yo quiero hacer lo mismo! Y yo les digo: pues camino todas las mañanas y juego juegos de mesa 18 horas a la semana. Y ellos me miran un rato (para ver si estoy hablando en serio) y dicen: Ah, pero es que yo si no tengo tanto tiempo libre.

Y yo los miro un rato... y no les digo nada.

viernes, 5 de agosto de 2016

10 Trucos para Ejecutar proyectos de innovación rápidamente

Hace unos dias estuve en una reunión con una Cámara de comercio que estaba haciendo esfuerzos por acelerar sus procesos de innovación interna. Una de las cosas que me llamó la atención es que las iniciativas seleccionadas llevan más de un año en ejecución. Yo revisé la lista cuidadosamente esperando ver proyectos como "Droide de seis brazos para atención en ventanilla" o "Papel autoimprimible con conexión Bluetooth". Pero no. Las ideas son muy buenas, pero todas ellas, sin excepción, tan viables en el corto plazo que ya deberían estar ejecutadas a estas alturas.

¿Qué pasa cuando una organización no ejecuta rápidamente sus ideas de innovación?

Pasan dos cosas terribles:

1. Las directivas se aburren de esperar resultados y retiran su apoyo. Entonces las unidades de innovación se quejan del poco presupuesto que les asignan

2. Los ejecutores de las ideas se aburren y, ya sin la emoción que tenían al inicio, ven la ejecución como una tarea insufrible que no logran acomodar entre tanto compromiso y reunión que tienen.

En resumen, ejecutar los proyectos lentamente trae lo peor que le puede pasar a la innovación: ¡ABURRIMIENTO!

El de esta institución no es un caso aislado. Al menos un 45% de las empresas que hemos medido con la herramientas IDT (Innovation Diagnostic Tool) en Centro de innovación (www.centrodeinnovacion.com) manifiestan tener problemas para que las ideas seleccionadas se ejecuten.

No es en vano que los profetas del agilismo sean hoy en dia vistos como el último recurso para rescatar la ejecución de proyectos del hoyo negro en el que suelen caer.



Aquí van trucos que pueden ayudar a la ejecución rápida de proyectos de innovación:

1- No sobreprometer. Un programa de innovación debe dejar claras las expectativas de ejecución de las ideas entre los participantes. Si se tiene la capacidad para ejecutar una idea, eso es lo que se debe anunciar.

2- La emoción se pasa. El amor acaba. Un proyecto de innovación típico no debería ejecutarse en más de 3 meses (Evidentemente no estamos hablando de la nave de SpaceX o el bus chino que viaja sobre los demás automóviles) Ojalá cada proyecto se pueda ejecutar en solo un par de semanas. En este artículo de Six Sigma se dan algunas pautas de ejecución rápida.

3- Los innovadores tienen diferentes perfiles. Quien propone una idea

domingo, 24 de julio de 2016

Paul Torrance, el genio que quería medir la creatividad

Tengo 30 personas frente a mi. Tengo conmigo una copia del juego "Gráfico", que contiene un montón de tarjetas redondeadas, cada una mostrando Gráfico, es decir, una figura básica, que puede ir desde un simple círculo hasta algo que parece una letra Ñ. Uso el reloj de arena incluido en el juego para explicarle a los participantes que tendrán solo un minuto para hacer, en sus papeles, tantos dibujos como puedan, cuyo componente fundamental sea el gráfico que les voy a mostrar. Todos se emocionan. Eso es lo esperado, al fin y al cabo, se trata de un juego. El desafío comienza y todos dibujan frenéticamente sobre sus papeles. Al finalizar, cada quien debe levantar su hoja y mostrar los resultados de su esfuerzo artístico a los demás. Risas.

Este juego es una variación menor de uno de los ejercicios incluidos por Paul Torrance, el sicólogo americano de la década del 60, en su famoso TTCT (Torrence Tests of Creative Thinking), que pretendía medir el nivel de creatividad de los niños, en contraposición a la tradicional medición de inteligencia, que usaba el omnipresente test IQ. Esta batería de Tests, creada por Torrance, estaba basada en gran medida en los testes  creados por otro genial investigador: JP Guilford (Cuyo trabajo estaba a su vez basado en las investigaciones de... y así)




El Test de Torrance es quizá la más famosa de las herramientas usadas para medir la creatividad. De hecho, a la muestra de niños a la que se le aplicó el test en 1958, se ha hecho un interesante seguimiento para ver qué tal les ha ido en la vida. ¿Aquellos que puntuaron muy alto

domingo, 3 de julio de 2016

¿Cómo ayudan los juegos en los procesos de ideación?

En un artículo publicado en la revista Creativity and Innovation Management (https://www.facebook.com/CIMJournal/) se mostraron los resultados de un estudio realizado para validar si el uso de juegos en sesiones de ideación funcionan o no.



El resultado del estudio mostró que las metodologías basadas en juego, ayudan en gran medida a mejorar el resultado de estos procesos de ideación. El juego ayuda tanto a que el conocimiento que tienen las personas se comparta y sirva para construir soluciones al problema planteado, como a que las ideas generadas sean más creativas, más originales.

Una de las cosas maravillosas que logran los juegos es que los participantes compartan efectiva y rápidamente su conocimiento. Las barreras de ego, de nivel jerárquico, de pre-concepciones, que suelen dificultar la transmisión, aceptación, comprensión y uso del conocimiento de otros, se minimizan o desaparecen. Igualmente los juegos ayudan a que

sábado, 2 de julio de 2016

Un maravilloso sitio para diseñadores de juegos

http://www.boardgamizer.com/

Boardgamizer te entrega una combinación aleatoria de mecánica de juego, tema, condiciòn de victoria y restricción para que "inventes" un juego. Un muy buen recurso

lunes, 23 de mayo de 2016

Mostrarse es el 80% (Woody Allen)

Esta es una de las frases más famosas de Woody Allen (Otra que me gusta mucho es esa en la que decía algo como:  "Para ustedes soy un ateo, para Dios soy la oposición sincera")

Woody Allen no se refiere a andar por ahí mostrándose y ya. Lo que quería decir (Luego lo explicó en una entrevista) es que mucha gente tiene el propósito de hacer algo pero no lo hace. Aquél que escribe su novela, tiene 80% más camino recorrido hacia la publicación, que aquel que solo está pensando en hacerlo, aunque esté dedicando tiempo a perfeccionar la idea antes de empezar.

Creo yo que en innovación, la regla de Woody Allen es fundamental. Pocas cosas permiten mejorar más las ideas que  ejecutarlas. Pocas acciones permiten aprender más sobre el mercado que ofrecerle un producto y ver lo que pasa. Pocas estrategias abren más posibilidades de conseguir apoyo y nuevas oportunidades que "echarse al agua"

domingo, 8 de mayo de 2016

Solo se necesita creatividad

Eso es lo que dice Juan Diego Gómez Valencia en su charla de TEDx  en Manizales. Y lo dice porque la gran mayoría de sus ideas son asombrosamente sencillas. Juan Diego es un Pos-doctor cuya genialidad no está en acumular conocimientos tecnológicamente complejos sino en aportar maravillosas ideas de experimentos humanos, que parecen sacados de la cabeza de un niño que se ha puesto a imaginar.

Su video en TEDx aquí

martes, 12 de abril de 2016

Máquinas para innovar

Este Qué es un resumen visual hecho por Alejandra Robledo de mi charla "Maquinas para innovar", presentada en el marco de programa alianzas regionales para la innovación de Colciencias y Confecámaras en Pereira

domingo, 10 de abril de 2016

El sombrero de Sherlock Holmes (Innovación "halada" vs. Innovación "empujada")

Sherlock Holmes, el detective, es quizá mi personaje de ficción favorito. Cuando era un niño, yo trataba de pensar como él y ansiaba tener algún misterio a mano para aplicar su forma de pensar, logrando resolverlo de forma tan impresionante, que a todos les pareciera obra de la magia. En aquellos años, mi estrategia para pensar y actuar como Sherlock Holmes era bien sencilla. Vestirme como él. Sospechaba que llevando un abrigo o un sombrero inglés o usando una lupa, encontraría la forma de observar lo que nadie más puede observar. Evidentemente, mi desempeño como detective no era muy brillante. Aun hoy sigo insistiendo con ese truco, cuya efectividad nula se reafirma cada vez, y a veces me pongo el sombrero de Sherlock para pensar como él.  Esta es una foto de mi sombrero:



En esta increíblemente dispareja pareja (Sherlock Holmes y yo), he pensado más de una vez cuando veo a las empresas tratando de innovar. Cada vez que descubro que las empresas siguen mi razonamiento infantil: si me visto como empresa innovadora, seré innovadora. Cada vez que tratan de hacer lo que Google o Apple hacen (Si tenemos un sistema organizado de ideas, como hace BMW, seremos innovadores. Si ponemos comida gratis en la oficina, como hace Google, seremos innovadores), las empresas suelen mostrar que no saben cuál es la esencia de innovar. Ignoran cuál es la

miércoles, 24 de febrero de 2016

Las preguntas

Me voy a permitir traducir, sin permiso, una entrada que publicó Seth Godin en su blog

Se llama: ¿En qué vale la pena pensar?

"Esta es una de las listas más importantes que usted puede hacer. La lista de las cosas en las que vale la pena pensar.
Vivimos en la era del exceso de información, donde hay respuestas y atajos y referencias y notas y resúmenes para todo. Pero ni siquiera tenemos tiempo para entenderlos todos.

La pregunta clave no es "¿Cuál es la respuesta?"
La pregunta clave es "¿Cuál es la pregunta?"

¿Vale la pena pensar en este tema?

¿Debería yo mantener el status quo?

¿Esto es suficientemente bueno?

Su capacidad para enfocarse es el corazón del futuro de su organización

Su atención es irremplazable

La verdadera pregunta entonces es "¿que tanto tiempo está usted dedicando a decidir en qué invierte su tiempo?""

martes, 23 de febrero de 2016

El diseño en los juegos

El diseño transmite emoción. Muchos de los juegos generan amor u odio solo pot el diseño. El diseño gráfico (La temática, los colores, la línea de dibujo, la cantidad de gráficos y su estilo, los colores, el tipo de letra y su ubicación) es la mitad del éxito en muchos juegos

miércoles, 10 de febrero de 2016

Las Preguntas Emocionantes

La capacidad para innovar no es más qué la capacidad para hacer preguntas


Cuando las ideas no aparecen, cuando nos sentimos bloqueados creativamente, cuando no encontramos   la solución a un problema, es probable que estemos haciendo las preguntas equivocadas o que al menos no estemos haciendo una pregunta suficientemente emocionante


Los grandes descubrimientos han comenzado con una pregunta que ha estimulado al cerebro de algún genio


Construir preguntas emocionantes es la primera habilidad que debe fortalecer un innovador


Pero ¡cómo se construyen preguntas emocionantes para motivar la creatividad?


Las preguntas emocionantes tienen características bien especiales. La primera de ellas es que tienen “el tamaño del cerebro”. Y por tamaño del cerebro me refiero a qué no son excesivamente amplias o genéricas.


Cuando veo a un empresario tratando de responder una pregunta tan amplia como ¿Cómo puedo incrementar las ventas? o ¿Cómo cómo puedo ser el mejor del mercado?, se qué va a estar bloqueado creativamente. Es una pregunta tan amplia que el cerebro